Operar con calidad en centros penitenciarios

Operar con calidad en centros penitenciarios:
Acreditación ante ACA

Octubre 2015, México
AGUSTÍN BERNAL CIGARROA

 

De acuerdo con la Estrategia Penitenciaria 2008-2012, el Sistema Penitenciario Federal mexicano estableció como parte de sus objetivos prioritarios: operación de los centros penitenciarios a partir de estándares internacionales, así como avanzar hacia su modernización y profesionalización. Ambas metas se atendieron, entre otras acciones, por medio de la promoción de la acreditación de instalaciones penitenciarias federales ante la American Correctional Association (ACA)1, actividad que se desarrolló en el marco del programa Iniciativa Mérida acordado con el gobierno de los Estados Unidos.

Control de herramientas de acuerdo con los estándares de ACA

El proceso de acreditación2 ante ACA considera seis etapas:

  1. Capacitación del personal sobre el proceso de acreditación de ACA y en especial sobre los 137 estándares de calidad (40 de ellos obligatorios) a partir de los cuales debe operar un centro penitenciario y sobre los 104 estándares de calidad (10 de ellos obligatorios) que deben regir el funcionamiento de una academia penitenciaria.
  2. Implantación de los estándares de calidad3, de acuerdo con la metodología de ACA, en la operación de las instalaciones penitenciarios federales que se determinó incorporar a ese esquema, generando las evidencias que demostraran su cumplimiento.

Los estándares constituyen parámetros que determinan cómo deben realizarse y atenderse los servicios dentro de un contexto de calidad, basados en el desempeño comprobable y orientados hacia los dos ejes de operación integral de un centro penitenciario4: la seguridad y la reinserción social.

Existen dos tipos de estándares:

  • Los obligatorios que están relacionados con la vida, la salud y la seguridad, y en los que se debe obtener un cumplimiento del 100 por ciento en todo lo aplicable.
  • Los no obligatorios, en los que existe cierta flexibilidad y se puede obtener, como mínimo, una calificaciópn del 90 por ciento.

De acuerdo con la metodología de ACA se clasifican por áreas funcionales:

  • Protección.
  • Seguridad.
  • Orden.
  • Cuidado de la Salud.
  • Programas para Internos.
  • Justicia.
  • Administración y Gestión.
  • Planta Física.
  • Operaciones Institucionales.
  • Servicios Institucionales.
  • Sanidad.
  • Condiciones Ambientales.
  • Sistemas de Información e Investigación.
  1. Preauditoría de supervisión para evaluar los avances en la implantación de la metodología de ACA en la operación de los centros penitenciarios y en la academia, detectar posibles inconsistencias y tomar las medidas necesarias para solventarlas.

En los trabajos de preparación de la auditoría se pretende que: haya continuidad en las acciones y generar con ello métodos de trabajo; que se promueva y practique el trabajo en equipo; se involucre y participe todo el personal, y se realice una autoevaluación de los procedimientos, del ambiente, del cumplimiento de atribuciones, funciones, objetivos y estándares, y la integración de los expedientes sea la adecuada.

Los aspectos en los que pondrán especial énfasis los auditores de ACA y que, por lo tanto, habrá que trabajar con detalle, son los siguientes:

  • Ambiente limpio y bien organizado.
  • Contar con políticas y procedimientos actuales.
  • Tener registros organizados, así como almacenados y resguardados adecuadamente.
  • Diarios precisos y actualizados.
  • Inventario y controlo de materiales cortantes preciso y actualizado.
  • Desecho biopeligroso manejado y almacenado de forma adecuada.
  • Químicos peligrosos e inflamables controlados y almacenados de forma adecuada.
  • Equipos de primeros auxilios inventariados, sellados y en condiciones de uso adecuadas.
  • Equipo operable.
  • Licencias requeridas actuales y exhibidas.
  • Inventario y control de herramientas preciso y actualizado.
  • Inventario y control de llaves preciso y actualizado.
  • Inventario y control de medicamentos y de instrumental médico y odontológico.
  1. Auditoría para la Acreditación de la operación penitenciaria por parte de expertos de ACA5. Incluye:
  • Reunión con el personal directivo y de enlace del centro penitenciario para conocer en términos generales la situación que presenta, así como los aspectos que en su opinión sean relevantes sobre sus atribuciones, organización, programas, acciones y resultados.
  • Entrevista con el titular del centro por parte de los expertos de ACA que fungen como auditores.
  • Revisión documental6. Los auditores de ACA revisan, en privado, cada uno de los expedientes de los 137 estándares de calidad, con la finalidad de analizar la operación del centro penitenciario, a partir de sus políticas(normas nacionales) y de sus evidencias7.
  • Recorrido por las instalaciones8, guiado y explicado por parte del titular del centro penitenciario y de sus principales colaboradores, durante el cuál los auditores pueden dialogar con las personas que deseen para hacerles preguntas, solicitar su opinión sobre los servicios que ahí se proporcionan, sobre las condiciones laborales, sobre aspectos relevantes de la institución y del centro, etc.9
  • Reunión de auditores para determinar resultados de la auditoría y, con base en ello, su opinión en relación con la recomendación o no para la acreditación del centro penitenciario.
  • Reunión de los auditores con el personal del centro penitenciario para comunicarle el resultado de la auditoría y su opinión sobre la probable acreditación.
  • Reunión de los auditores con el titular del centro penitenciario para comunicarle el resultado de la auditoría su opinión sobre la probable acreditación.
  1. Informe de los Auditores de ACA sobre resultado de la auditoría que presentan ante la Comisión de Acreditación de ACA.
  2. Entrega de Acreditación. En el caso de que el Informe de los Auditores de ACA recomiende otorgar la acreditación al centro penitenciario, se incluye el caso en la siguiente Conferencia de ACA, que se realiza semestralmente en alguna ciudad de los Estados Unidos.

Dentro de las actividades de la Conferencia de ACA, se realiza una reunión entre las autoridades del centro penitenciario, sus superiores y los integrantes de la Comisión de Acreditaciones de ACA, quienes exponen algunos comentarios relacionados con la auditoría realizada, sus resultados y, en caso necesario, plantean preguntas específicas a los representantes del centro penitenciario; enseguida, y de manera individual, expresan su opinión en relación con el otorgamiento de la acreditación.

Al existir consenso en el otorgamiento de la acreditación, al final de la reunión la Comisión de Acreditaciones de ACA entrega a las autoridades del centro penitenciario y sus superiores, el documento que formaliza dicho reconocimiento y que tiene una vigencia de dos años.

Centros penitenciarios federales mexicanos y la acreditación ante ACA.

Los esfuerzos realizados por el Sistema Penitenciario Federal a partir del 2011, orientados hacia la obtención de la acreditación de ACA para instalaciones penitenciarias federales tuvieron como finalidad el alcance de cinco objetivos:

  • Consolidar ambientes humanos y seguros para el personal e internos.
  • Establecer medidas y criterios para la superación y la autoevaluación.
  • Incrementar la credibilidad en el Sistema Penitenciario.
  • Mejorar la administración y la práctica de la instalación.
  • Homologar procesos y prácticas.

En enero de 2012, se alcanzaron los primeros resultados cuando en la Conferencia de Invierno de ACA (Phoenix, EU) las primeras cinco instalaciones penitenciarias mexicanas obtuvieron la acreaditación de ACA:

  • Centro Federal de Readaptación Social (CEFERESO) número 1 “Altiplano”, Estado de México.
  • CEFERESO número 2 “Occidente”, Estado de Jalisco.
  • CEFERESO número 3 “Noreste”, Estado de Tamaulipas.
  • CEFERESO 4 “Noroeste”, Estado de Nayarit.
  • Academia Nacional de Administración Penitenciaria (ANAP), Estado de Veracruz.

En el segundo semestre del 2012, otras tres instalaciones federales obtuvieron la acreditación ante ACA:

  • CEFERESO número 6 “Sureste”, Estado de Tabasco.
  • CEFERESO número 7 “Nor-Noroeste”, Estado de Durango.
  • CEFERESO número 8 “Nor-Poniente”, Estado de Sinaloa.

En 2013, una instalación más se acreditó ante ACA:

  • CEFERESO número 5 “Oriente”, Estado de Veracruz.

Así, el Sistema Penitenciario Federal mexicano fue el pionero en materia de acreditación ante la Asociación de Correccionales de América, fuera del territorio estadounidense dentro de Latinoamérica, logrando la certificación de nueve instalaciones penitenciarias federales: ocho centros penitenciarios y una academia. Cuatro de estas instalaciones obtuvieron en junio de 2015 su reacreditación, todas ellas con una calificación del 100 por ciento: los CEFERESOS 1, 2 y 4, así como la ANAP.

Auditores de ACA en supervisión de auditoría

Los beneficios de la acreditación ante ACA de estas nueve instalaciones penitenciarias federales fueron evidentes, pues:

  • Se generaron condiciones para un trabajo en equipo más efectivo no sólo al interior de los centros penitenciarios y de la academia, sino, además, entre ellos y las oficinas centrales.
  • Se establecieron métodos de trabajo homogéneos, que ayudan a ordenar con mayor intensidad las diferentes acciones que dentro de una instalaciones penitenciaria se desarrollan y, con ello, a promover una mayor coordinación y retroalimentación de las experiencias.
  • Se gestó una cultura de la calidad en los servicios penitenciarios, orientada a una mejor atención de los internos, destacando dentro de ello el respeto a los derechos humanos, y en paralelo a un mejoramiento del clima laboral en beneficio del personal. Dicha cultura incluyó el hábito de la generación de evidencias de la operación penitenciaria.
  • Se aplicaron mecanismos de mayor control de insumos e instrumentos relacionados directamente con la seguridad de los centros penitenciarios: armamento, municiones, agentes químicos, químicos, herramientas, medicamentos, instrumental médico y odontológico, y llaves.
  • Se mejoró la infraestructura de estas nueve instalaciones penitenciarias federales e, incluso, su equipamiento, lo que fomento su modernización.
  • Se implantaron las bases para el desarrollo del proceso de formación y capacitación del personal penitenciario y del diseño del Sistema de Servicio de Carrera Penitenciaria.

Transferencia del modelo de acreditación ante ACA hacia los sistemas penitenciarios de las entidades federativas y del Distrito Federal.

En el marco de los trabajos de la Conferencia Nacional del Sistema Penitenciario, que agrupa a todos los sistemas penitenciarios de México (federal, estatales y militar), el Sistema Penitenciario Federal promovió entre los sistemas penitenciarios de las 31 entidades federativas y del Distrito Federal el modelo de acreditación ante la Asociación de Correccionales de América (ACA), proporcionando la asistencia directa y la transferencia de los esquemas de trabajo y de las herramientas a aquellos gobiernos locales que manifestaron su interés en avanzar en este reto de sumarse al impulso de una operación penitenciaria de acuerdo con estándares internacionales, en este caso los definidos de acuerdo con la metodología de ACA.

Destaca dentro de esta segunda etapa del proceso de acreditación ante ACA, el caso del gobierno del Estado de Chihuahua, en virtud de enero de 2013 a la fecha, ya tiene acreditados ante ACA sus diez centros penitenciarios:

1.

Centro de Reinserción Social número 1”Aquiles Serdán”.

2.

Centro de Reinserción Social número 2 “Chihuahua”.

3.

Centro de Reinserción Social número 3 “Juárez”.

4.

Centro de Reinserción Social número 4 “Parral”.

5.

Centro de Reinserción Social número 5 “Nuevo Casas Grandes”.

6.

Centro de Reinserción Social número 7 “Cuauhtémoc”.

7.

Centro de Reinserción Social Femenil número 1 “Chihuahua”.

8.

Centro de Reinserción Social Femenil número 2 “Juárez”.

9.

Centro de Reinserción Social número 8 “Guachochi”.

10.

CERSAI número 3 “Ciudad Juárez”.

Este logro le permitió obtener la Presea Águila Dorada que otorga ACA al haber acreditado todos sus componentes (CERESOS y oficinas administrativas) al cien por ciento, lo que implica que Chihuahua es el único estado fuera de los Estados Unidos en contar con esta distinción.

Otras entidades federativas que han avanzado en materia de acreditación de centros penitenciarios ante ACA son:

 

Entidad

Centros penitenciarios acreditados

1.

Baja California.

Centro de Reinserción Social “El Hongo II”.

2.

Estado de México.

1

3.

Distrito Federal.

1

4.

Oaxaca.

Centro de Reinserción Social número 6 “San Juan Bautista” de Tuxtepec.

5.

Coahuila.

1

6.

Sonora.

1

Otras tres entidades federativas trabajan en la preparación de sus centros penitenciarios para obtener próximamente la acreditación ante ACA: Morelos, Hidalgo y Veracruz.

Un logro más que conviene destacar es que este año (2015) se constituyó el Capítulo México de ACA, impulsado por el gobierno del Estado de Chihuahua, de tal manera que ya existe una instancia local que promueve este proceso de acreditación en todo el país.

 

Notas

  1. La Asociación Americana de Correccionales (ACA) fue fundada en 1870 y es una organización profesional que pretende la mejora del sistema de justicia, en especial la profesionalización de los sistemas penitenciarios. Destaca dentro de sus objetivos, asegurar la integridad de las normas y del proceso de acreditación; desarrollar normas que se basan en la investigación válida, confiable y práctica correccional ejemplar, así como promover el proceso de acreditación a partir de estándares de calidad. ACA atiende todas las disciplinas relacionadas con la profesión penitenciaria y se dedica a promover la excelencia en cada una de ellas, a través del desarrollo profesional, de la certificación de estándares, de la acreditación de redes, de consultas sobre investigaciones, de publicaciones, conferencias y exposiciones de tecnología.
  2. Los beneficios de la acreditación ante ACA son: Mejor capacitación del personal; mayor profesionalismo y moral; defensa contra el litigio; manejo de la evaluación y planeación de herramientas, y percepción pública acentuada.
  3. Los estándares tienen el objetivo de impulsar las mejores prácticas; ser factibles; realistas; medibles; con base en el desempeño y resultados, e identificar el éxito.
  4. A diferencia de los sistemas de calidad ISO, en dónde se puede seleccionar uno o algunos de los procesos a certificar dentro de una organización (certificación parcial), la metodología de ACA establece como condición que la acreditación considere la operación integral del centro penitenciario.
  5. Los auditores de ACA esperan encontrar: El cumplimiento de los estándares ACA; cumplimiento con las políticas y procedimientos del centro penitenciario; un ambiente seguro y protegido; ambiente sano; acceso ilimitado a la asistencia; personal capacitado de forma adecuada y comprometido con el servicio penitenciario; alcance adecuado de los servicios; líneas adecuadas de comunicación; capacidad de evitar y responder ante situaciones de crisis; espacio y equipo adecuado, y, cumplimiento de las operaciones con la regulación jurisdiccional. Observan las evidencias de la calidad de vida del personal y de los internos dentro del centro penitenciario.
  6. Los auditores revisan que los expedientes de cada estándar: Estén bien organizados y en el formato establecido, que los expedientes de los estándares obligatorios se distingan de los expedientes de los estándares no obligatorios y que la documentación se resalte de forma adecuada
  7. En esta etapa del proceso de auditoría, los auditores de ACA solicitan, si es necesario, información adicional o en el caso de detectar inconsistencias las comunican al titular del centro penitenciario con la finalidad de que puedan ser resueltas durante el periodo de auditoría que, dependiendo de las dimensiones de la instalación, puede durar entre uno y tres días.
  8. Durante el recorrido por las instalaciones, los auditores de ACA observarán: Las interacciones entre el personal; las interacciones entre el titular del centro penitenciario y el personal; las interacciones entre el personal y los internos, y el comportamiento del personal y de los internos. Otros aspectos que observan son: limpieza; operaciones y procedimientos; seguridad; niveles de ruido; condiciones ambientales y de seguridad; la manutención; controles del inventario, y controles de llaves. También, durante el recorrido, los auditores de ACA platicarán con el personal, con los internos, con las visitas de internos y con los contratistas (prestadores de servicios).
  9. Es posible que los auditores soliciten alguna reunión o recorrido sin el acompañamiento del personal directivo del centro penitenciario, con la finalidad de observar la operación y establecer comunicación con el personal sin la presencia de sus superiores.